Esta página pretende ser una pequeña muestra de murales de todas las partes del mundo.
Si tienes algún mural que quieras que figure,no lo dudes,haznoslo saber y lo publicaremos independientemente de su ideología.
Si alguna persona u organización no desea que algún mural este aqui expuesto,por favor que nos lo diga y si es necesario lo eliminaremos.
El contenido aqui reproducido es con caracter exclusivamente informativo.

Gracias a tod@s por ayudarnos a hacer una página plural.


BIENVENIDOS,WELCOME, ONGI ETORRI
,FÁILTE,WILLKOMMEN,BENVENUTO
BIENVENUE,BENVINGUT,BENVIDO

jueves, 17 de enero de 2008

AMPLIACIÓN MURALES INDEPENDENTISTAS


Se han incluido dos nuevas imágenes en el álbum de MURALES CORSOS.
Las dos son imágenes del grupo armado FLNC una esta sita en Bastia y la otra en Corti,Corsica.

Incluimos un enlace a una página con tres videos sobre el conflicto corso y una reseña de las últimas acciones de los grupos independentistas:

http://laactualidadmanda.blogspot.com/2008/01/varios-atentados-del-independentismo.html

Ponemos un resúmen sobre el conflicto Corso que en las últimas fechas ha vuelto a incrementar su actividad armada en la isla:


Una historia llena de invasiones y violencia,de resistencia a cualquier invasor y por desgracia una gran cantidad de disputas intestinas que sangran la isla.

Unidad nacionalista

Córcega se encuentra dividida en dos departamentos: Haute Corse o Alta Córcega, con capital en Bastia; y Corse du Sud o Córcega del Sur, con su centro político en la ciudad de Ajaccio. Ambos departamentos forman una región que, además de las instituciones comunes a cualquier región francesa –Consejo y Prefectura–, cuenta con un parlamento propio. En 2003 se organizó un referéndum para unificar Córcega en un único departamento como primer paso hacia una autonomía regional de cierta envergadura, que transfiriera a la isla competencias tales como la recaudación de impuestos y la contratación de personal funcionario. La propuesta, apadrinada por el gobierno y apoyada por la oposición socialista y los grupos nacionalistas de la isla –a excepción del FLNC– fue rechazada por un escueto margen de 50,98% contra 49,02%.

Desde la afirmación de que el pueblo corso rechaza una autonomía dentro de Francia porque busca la separación total (FLNC-unión de combatientes), hasta la netamente contraria que asegura que los corsos no quieren ningún tipo de devaneo descentralizador porque son y se sienten plenamente franceses (derecha radical), se han realizado muchas y muy variadas lecturas del resultado de este referéndum. El hecho cierto es que el voto se escoró hacia las posturas defendidas por los sectores minoritarios: la extrema derecha, el independentismo radical y el exiguo Partido Comunista, y que hoy por hoy Córcega no es la primera región autónoma de Francia por decisión soberana de su pueblo. Ciertamente, la confirmación de esta realidad causa no poca sorpresa al contrastar el abrumador peso electoral de la suma de las fuerzas que apoyaron el sí.

A pesar de sus muchas diferencias, el nacionalismo ha iniciado desde 2003 un proceso de convergencia política que ha desembocado en la actual plataforma electoral «Unita Naziunale», cuya columna vertebral gira en torno a los dos principales partidos nacionalistas. Por un lado, Corsica Nazione, coalición compuesta por A Cuncolta Idipendentista y agrupaciones de sensibilidad muy cercana al independentismo. Se considera el brazo político del Frente de Liberación Nacional-unión de combatientes (FLNC-UC), heredero a su vez del FLNC-canal histórico. Su líder es Jean-Guy Talamoni. Por otro, el Partido de la Nación Corsa (PNC), de carácter moderado, representa a la corriente más posibilista del nacionalismo, al tiempo que rechaza la lucha armada. Jean-Christophe Angelini es su cabeza visible. En su momento, el PNC condicionó su entrada en Unita Naziunale a una tregua del FLNC-UC hoy rota. Será en otoño de este año cuando tanto el PNC como A Chjama Nazionale consulten a sus bases sobre la conveniencia de mantenerse dentro de la agrupación electoral, algo que Angelini considera vital aunque de difícil viabilidad si se mantienen los atentados. De hecho, la plataforma «Unita Naziunale» supone un auténtico hito en la historia del nacionalismo corso, ya que representa su primer frente electoral unido; tanto más notable en cuanto que hasta su reciente creación la realidad cotidiana de este campo político se había estado caracterizado por un sinnúmero de escisiones y enfrentamientos cainitas.

Por su parte, el FLNC-UC ha declarado que seguirá ejerciendo lo que denominan violencia de respuesta, aunque sin poner en peligro vidas humanas. En parecidos términos se ha pronunciado el FLNC del 22 de octubre, un grupúsculo que se escindió del FLNC-UC al no secundar la tregua de 2003 y que se ha responsabilizado de numerosos atentados contra intereses franceses en la isla. Si bien es cierto que la mayor parte de las acciones antifrancesas que el FLNC ha desarrollado a lo largo de su historia se han centrado en la destrucción de propiedades y ataques a edificios públicos, no parece que las presuntas intenciones de respeto a la vida humana hayan encontrado suelo fértil en un ambiente político y social que justifica el ametrallamiento de una periodista del diario Le Figaro por haber escrito un artículo especialmente duro contra los habitantes de la isla.

Equilibrio inestable

Ocho escaños y algo más de un 17% del total de los votos para la Asamblea Corsa es un rédito electoral que pocos nacionalistas habrían soñado hace tan sólo cinco años. Es la diferencia entre el antiguo fraccionamiento y la reciente formación de un sorprendente bloque electoral encarnado por Unita Naziunale que logra englobar, mal que bien, a la práctica totalidad de los grupos políticos nacionalistas de la isla de Córcega, desde los independentistas hasta los autonomistas. Unita Naziunale ha dado brillo y presencia parlamentaria a una familia política desprestigiada y con relativamente poco respaldo popular que ha tenido que arrastrar durante los últimos treinta años, también en su rama autonomista, la desagradable etiqueta de cómplice del terrorismo. Sin embargo, los beneficios que esta coalición electoral proporciona a los nacionalistas no logran ocultar su lógica fragilidad; la familia nacionalista ha sufrido serios enfrentamientos internos que aún perviven en muchos de los protagonistas de la actual alianza. Además, UN es un heterogéneo cocktail de sensibilidades, tan plurales como contrapuestas, aunque la más preocupante de cara a la próxima supervivencia de la unión es la que tiene que ver con la denominada lucha armada. El Partino Nacional Corso amenaza con abandonar si el FLNC-UC no vuelve a la tregua, algo que no parece tener visos de producirse a corto plazo. A pesar de todo esto, resulta palpable el hecho de que todos los componentes de UN están realizando un importante esfuerzo para no romper la alianza entre sus partidos. Uno de los ejemplos más interesantes de esta voluntad se refleja en las Jornadas de Corti, una reunión periódica en la que los representantes de todas las posiciones políticas del nacionalismo debaten en torno a la realidad corsa y buscan soluciones en común, al tiempo que comparten sus puntos de vista a nivel internacional con representantes de partidos y agrupaciones políticas de diversas procedencias. Por su parte, el Frente de Liberación Nacional Corso-unión de combatientes, que también acude a Corti y actualmente es la facción armada más fuerte del nacionalismo, continúa reivindicando nuevos atentados. Las acciones del FLNC-UC siguen una línea ya clásica en Córcega de acosar a funcionarios, instituciones y habitantes alógenos –gentes de origen no corso, en su mayoría pied-noirs que tras la independencia de Argelia recibieron facilidades para instalarse en la isla– Tras el lema «Il francesi fora!» se apiñan toda una serie de actividades delictivas que van desde la amenaza velada hasta la explosión de bombas en las propiedades y centros de trabajo de personas de origen continental. La argumentación, ya clásica también, de que Córcega es una colonia francesa, explica semejantes actos. En este sentido, el FLNC-UC continúa manteniendo unos planteamientos pseudoeconómicos tan cortos de miras como los que defendía en 1976, año de la fundación del primer Frente de Liberación Nacional Corso: Córcega no tiene industria porque Francia ha querido mantenerla supeditada dentro de su órbita comercial. Tan sólo ha desarrollado el sector turístico, lo que mantiene pobre y débil a la economía isleña... un argumento tan falto de chicha como altamente satisfactorio para el independentismo corso, que pocas veces se acuerda de que Córcega es la región más subvencionada de Francia. Este mismo argumento ha sido igualmente adoptado y adaptado en sus respectivos contextos por otros nacionalismos del estado francés, caso del vasco o el bretón.
sacado de :http://www.conflicto-vasco.com/modules.php?name=News&file=print&sid=1178

Agradecemos las imágenes a Unita Naziunale:http://www.unita-naziunale.org/

No hay comentarios: