Esta página pretende ser una pequeña muestra de murales de todas las partes del mundo.
Si tienes algún mural que quieras que figure,no lo dudes,haznoslo saber y lo publicaremos independientemente de su ideología.
Si alguna persona u organización no desea que algún mural este aqui expuesto,por favor que nos lo diga y si es necesario lo eliminaremos.
El contenido aqui reproducido es con caracter exclusivamente informativo.

Gracias a tod@s por ayudarnos a hacer una página plural.


BIENVENIDOS,WELCOME, ONGI ETORRI
,FÁILTE,WILLKOMMEN,BENVENUTO
BIENVENUE,BENVINGUT,BENVIDO

lunes, 24 de marzo de 2008

Página sobre muralismo en Irlanda del norte

El conflicto de los seis condados del Ulster bajo dominación inglesa ha dado lugar a un muralismo único,especial y muy singular,aqui exponemos un breve artículo que acerca un poco más la comprensión del conflicto a traves de sus murales,de la mano de un gran experto en la materia Bill Rolston:

Un enlace al tema tratado por Bill Rolston:
http://cain.ulst.ac.uk/bibdbs/murals/rolston.htm

Enlace a la noticia:
http://diagonalperiodico.net/spip.php?article3953&var_recherche=bill%20rolson

IRLANDA DEL NORTE

La memoria de los muros

TEXTO Y FOTOS: BILL ROLSTON (profesor de Sociología de la Universidad del Ulster)
JPG - 31.3 KB
1.
Víctimas infantiles de las balas de goma y plástico (Belfast Oeste, 2000).

Los unionistas de Irlanda del Norte (favorables a mantener la unión con Gran Bretaña), empezaron a realizar murales en 1908. Desde entonces y hasta la década de los ‘70, pintaban un nuevo mural cada año con King Billy, apelativo cariñoso del rey Guillermo III, montado en su caballo blanco. Conmemoraban así la victoria de este rey protestante sobre el rey católico Jaime I. Aunque ésta fue una batalla para decidir quién sería rey de Inglaterra, tuvo lugar en suelo irlandés y estableció la ‘ascendencia protestante’ en Irlanda. Por eso esta imagen es fundamental en el convencimiento unionista sobre su papel en el norte de Irlanda.

Desde mediados de los ‘80, son los grupos de lealistas paramilitares los que realizan los murales en zona unionista. Pintan, casi exclusivamente, retratos de sus activistas militares, representan figuras anónimas encapuchadas blandiendo armas. Sorprendentemente quizá, el número y beligerancia de estos murales militaristas se intensifica después del alto el fuego lealista de 1994. Ha tenido que pasar más de una década desde el alto el fuego para que, en los últimos años, los murales lealistas comiencen a diversificar sus temas, tales como la Primera Guerra Mundial, y especialmente la diezmada División 36 del Ulster en la Batalla del Somme en 1916, y los descendientes, como Davy Crockett, de los emigrantes del Ulster que fueron a América en los siglos XVIII y XIX.

Más recientemente, gracias a la ayuda del Gobierno, murales de motivos no políticos comienzan a aparecer en zonas lealistas, motivos como George Best, que murió en 2005 y el Titanic, construido en Belfast en 1911. Aunque para algunos esas imágenes son preferibles a las de los pistoleros encapuchados, hay una sensación de que algo importante se pierde si los lealistas no consiguen articular sus aspiraciones políticas en los muros.

Los republicanos (que quieren una Irlanda unida y están dispuestos a organizarse militarmente para alcanzar ese objetivo) comienzan a pintar murales en 1981, en apoyo a los diez huelguistas de hambre que finalmente murieron. Los retratos del líder de la huelga, Bobby Sands, siguen siendo todavía objeto de murales. Desde el principio, los republicanos pintaban murales de mayor variedad temática, aunque también retrataban activistas encapuchados armados, esas imágenes nunca llegaron a dominar los muros republicanos como sucedía en la zona lealista. En seguida comienzan a pintar temas de carácter internacional, en 1983 aparece un mural en solidaridad con las mujeres que participaban en movimientos de liberación. La activista del IRA aparece entre mujeres de la OLP Palestina y la SWAPO de Namibia.

Acontecimientos claves en la historia de Irlanda y figuras como James Connolly, el líder socialista del Alzamiento de Pascua en Dublín en 1916, también han sido retratados en los murales.

Tras el alto el fuego del IRA de 1994, los murales con motivos militares perdieron rápidamente protagonismo, y sólo aparecían armas en murales conmemorativos de compañeros muertos, cuyos retratos eran el centro del mural en cuestión. En los últimos años, los republicanos han seguido pintando sobre una gran variedad de temas: historia, mitología irlandesa, acontecimientos políticos contemporáneos y sobre la violación de los derechos humanos por parte del Estado. De este modo, hay gran número de murales que denuncian el uso de balas de plástico por parte de la policía y el Ejército, que han causado muchas muertes, entre ellas las de nueve niños; un mural reciente conmemora al ex esclavo y abolicionista afroamericano Frederick Douglass, que visitó Belfast en 1845; otro, de principios de 2007, a raíz de la especulación acerca de la salud de Fidel Castro, exige a EE UU que no interfiera en Cuba. A pesar del abandono de las armas por parte del IRA, la disolución de la organización y el reestablecimiento de un gobierno local con poderes compartidos, no parece que a los republicanos se les vayan a acabar temas políticos sobre los que pintar.

No hay comentarios: