Esta página pretende ser una pequeña muestra de murales de todas las partes del mundo.
Si tienes algún mural que quieras que figure,no lo dudes,haznoslo saber y lo publicaremos independientemente de su ideología.
Si alguna persona u organización no desea que algún mural este aqui expuesto,por favor que nos lo diga y si es necesario lo eliminaremos.
El contenido aqui reproducido es con caracter exclusivamente informativo.

Gracias a tod@s por ayudarnos a hacer una página plural.


BIENVENIDOS,WELCOME, ONGI ETORRI
,FÁILTE,WILLKOMMEN,BENVENUTO
BIENVENUE,BENVINGUT,BENVIDO

jueves, 31 de julio de 2008

AMPLIACIÓN MURALES EXTREMA IZQUIERDA ( Irlanda del norte)


Se han incluido dos nuevas imágenes en el álbum de MURALES IRLANDESES EN ZONA CATÓLICA REPUBLICANA Y NACIONALISTA.
La primera,que exponemos arriba es un mural de apoyo a la organización juvenil Ógra Shinn Féin-las juventudes del Sinn féin-,con su antiguo logo,la petrol bomb(en la actualidad el logo es mucho menos agresivo).
La segunda es un mural que recuerda la gran hambruna en Irlanda( An Gorta Mór ).

Incluimos un enlace explicativo de la hambruna y la página de Ógra Shinn Féin:

http://www.ograshinnfein.blogspot.com/

http://debatespoliticos.mforos.com/1308341/7457374-an-gorta-mor/

La gran desgracia duró tres largos años, entre 1846 y 1848. En ese tiempo, una terrible plaga asoló los campos irlandeses provocando la pérdida de los cultivos de patata, básicos para la alimentación de la población. El episodio -conocido en gaélico como An Gorta Mór (La Gran Hambruna)-, diezmó a la población y desencadenó una elevadísima emigración en busca de mejores condiciones de vida.

En la primera mitad del siglo XIX, Irlanda experimentó un espectacular crecimiento demográfico que la llevó a duplicar su población. Hacia 1.840, llegó a los 9.000.000 de habitantes. La ruralización del país derivó en el brote de grandes familias que implicaban mayores posibilidades de sustento y un seguro para la vejez de los progenitores. Pero también suponían una mayor necesidad de alimentos.

Para mejorar las posibilidades alimenticias se cultivó la patata, que se adaptaba perfectamente al clima lluvioso. El tubérculo mantuvo a los campesinos durante décadas. Sin embargo, a partir de 1845 las cosechas se vieron infectadas por el Phythophthora Infestans, un hongo que ennegrecía la patata y la hacía nociva.

Las consecuencias de la plaga fueron devastadoras. Además, en los tres años que duró, el Gobierno británico tomó medidas precarias, pues las estimaciones sobre las pérdidas se hicieron a la baja, reflejando su desconocimiento de la realidad. El primer ministro, Sir Robert Peel, envió toneladas de maíz para paliar la situación. Pero en Irlanda apenas existían molinos, lo que provocó que muchas personas ya de por sí hambrientas murieran al ingerir el maíz sin moler.

Dramáticas consecuencias

Ante lo dramático de la situación se crearon programas de obras públicas en un esfuerzo por crear empleos y posibilitar ingresos. Como fruto de esta política se crearon carreteras que no llevaban a ninguna a parte y que aún hoy se pueden encontrar en Irlanda.

Además, las leyes de arrendamiento de las tierras -en manos de los ingleses- empeoraron la situación. Los propietarios de las tierras no bajaron los alquileres, así que aumentaron los desahucios. Frente al hambre, la única salida fue la emigración. Los datos señalan una pérdida de 2.000.000 de personas, bien por fallecimiento, bien por el éxodo a EEUU, Inglaterra y Escocia.

En la mayor parte de las ocasiones, los emigrantes no fueron bien acogidos. Su necesidad de trabajo les obligó a aceptar penosas condiciones. Además, la primera ola de emigración hizo que Irlanda perdiese a sus jóvenes, lo que impidió su recuperación. El resto de descendientes se levantó contra los ingleses en la Rebelión de Pascua de 1916. Fueron los emigrantes quienes financiaron la rebelión.

Según los análisis realizados para analizar el impacto de la catástrofe, Irlanda tendría que tener hoy unos 30.000.000 de personas. Pero su población apenas sobrepasa los 4.000.000 de habitantes, por lo que algunos historiadores han señalado este episodio como el Holocausto irlandés.

Diáspora, muerte y conversiones a cambio de comida


1. Catástrofe social

La Gran Hambruna se gestó durante unos 50 años debido a la ineficiente política económica de Reino Unido, los inadecuados métodos de cultivo y la aparición de una plaga que provocó el exilio y más de un millón de muertes.

2. Religión y sopa

Ante la catástrofe, se crearon comités con cocinas en las que se daba sopa. Eso sí, para acceder a ellas se exigía la conversión al protestantismo. Así, a todos los católicos conversos se les conoció como "los que tomaron sopa".

No hay comentarios: